Recall para el Jeep Wrangler JL
Mercedes-Benz EQC 4x4² 2020: de SUV eléctrico a todoterreno imparable
Renault Alaskan tendrá cinco años de garantía
Posible falla en las Amarok: VW inicia campaña de revisión
HUMMER EV: ASÍ ES LA BESTIAL PICK UP ELÉCTRICA DE GENERAL MOTORS
previous arrow
previous arrow
next arrow
next arrow
PlayPause
Slider

Clínicas de conducción 4x4

Salidas de Pesca

Servicios para empresas

Nuestras Visitas

Derivado del vehículo que combatió en la Segunda Guerra, el CJ de Willys llegó al mercado incluso antes del nacimiento de Jeep como marca.

Incluso antes que terminara la Segunda Guerra Mundial, cuando los aliados ya vislumbraban la victoria que finalmente obtendrían a mediados de 1945, Willys-Overland comenzó a pensar en una versión civil del Jeep, pensado más que nada para tareas rurales.

El código elegido fue CJ (por Civilian Jeep) y tanto el CJ-1 (foto) como el CJ-2 se quedaron en prototipos que básicamente eliminaban todo lo “militar” y exhibían las siete ranuras que luego se convirtieron en un clásico de la marca.

El CJ-2A sí llego a la venta y las inició el 17 de julio de 1945, con claras modificaciones con respecto al MB: puertas trasera, rueda de auxilio lateral, faros de mayor tamaño, tapa de combustible externa y una nueva transmisión.

De estos se hicieron 214.202 en tan solo cuatro años. Fue un éxito que posibilitó la llegada de más versiones. En 1949 apareció el CJ-3A, que duró otros cuatro años y del cual se produjeron 155.494 unidades.

En 1953, cuando Kaiser compró Willys, apareció el CJ-3B, que duró hasta 1968. Su diseño fue licenciado para que lo utilicen Mitsubishi y Mahindra, que hace poco perdió una batalla legal con FCA por el diseño de su Jeep.

El primer CJ genuino desarrollado por Kaiser fue el CJ-5, de 1955, que también fue el primero en adoptar la marca Jeep. Era más largo que el CJ-3B, dejó de lado el perfil utilitario del original y, sin perder el estilo, ganó mejoras en todo sentido.

Fue producido hasta 1983 y se hicieron más de 600.000 unidades en 30 países, incluido el nuestro, donde IKA lo produjo en la planta de Santa Isabel hasta fines de la década del setenta.

El primer cambio importante en el diseño de Jeep en 20 años se produjo en 1976, con el CJ-7. La distancia entre ejes era 25 cm más larga que la CJ-5 y por primera vez se ofreció un techo de plástico moldeado y puertas de acero como opcionales.

El Scrambler, presentado en 1981, era similar al CJ-7, pero con una distancia entre ejes aun más larga. Se lo conoció como CJ-8 y fue producido hasta 1985, hasta completar 1.5 millones de CJ.

El CJ-7 fue reemplazado en 1986 por el Wrangler, que sumando tecnología en cada evolución, pero preservando el estilo tradicional, ya va por la cuarta generación.

Quremos dedicar este artículo a toda la familia jeepera de ARGENTINA.

Comments powered by CComment

Notas de Interes

Consejos Utiles