La caja automática también se “masifica” en las pick ups

Imprimir
PDF

 Hasta ahora era un lujo que se ofrecía solo en las versiones tope de gama, pero las marcas fueron popularizando el equipamiento y ya se puede elegir en los modelos del segmento medio, 4×2 o 4×4.

 

El mercado de las pick ups es uno de los que menos cayó en 2014, con una baja de 8,9% frente a otros segmentos, como los SUV, que se derrumbaron más de un 100%. Y una de las claves es haber “zafado” del impuesto interno que afectó a gran parte de la industria automotriz con precios que subieron hasta 100 por ciento.
Así, las “chatas” empezaron a ganar terreno por varias razones que favorecieron sus ventas, y una de ellas es haber captado a una porción de esos clientes que, alejados de los modelos que se fueron por las nubes (por ejemplo la Toyota SW4 fabricada en la Argentina supera el millón de pesos), buscaron reemplazos. Otros factores fueron la buena dinámica de algunos sectores que la usan para trabajo, como campo y petroleras.
Este posicionamiento no fue casual, sino que desde las automotrices acompañaron el cambio con una ampliación de la oferta, sumando versiones acordes a un consumidor que no usa el vehículo únicamente para el trabajo, sino que lo comparte o destina exclusivamente al uso familiar.
En ese contexto, uno de los cambios fue la ampliación de la oferta con caja automática, dando la opción de obtenerla sin tener que comprar, para ello, la tope de gama. Esta misma tendencia se manifiesta hace un tiempo en el segmento de autos, con modelos más populares que ofrecen cajas automatizadas, lo cual hace más de una década también era una exclusividad de las marcas premium.

No solo para los “full”
La primera que dio el paso fue Volkswagen con Amarok, a partir del lanzamiento de la caja automática en la versión Trendline, que es la intermedia, tanto para la tracción 4×2 como 4×4. Hasta mitad de 2014 quien deseaba ese tipo de transmisión debía recurrir a los tope de gama y pagar por una tracción 4×4 que quizás nunca usarían.
El éxito de Amarok fue considerado por otras marcas y la segunda en ampliar su oferta fue Ford. Así, la Ranger sumó hace algunas semanas la transmisión secuencial a la versión XLT 4×4, y ahora la incorporó también a la XLS y XLT 4×2.
Mitsubishi ya contaba con dos versiones de las tres que comercializa en la Argentina con caja automática, pero la marca no alcanzó la masividad de las otras rivales.


La oferta
Con estos lanzamientos, el segmento de las pick ups cuenta con más de 40 versiones entre los siguientes modelos: Toyota Hilux, Volkswagen Amarok, Ford Ranger, Chevrolet S10, Mitsubishi L200 y Nissan Frontier.
Las opciones con caja automática se ofrecen en las versiones con cabina doble, desde ahora también en los niveles de equipamiento full e intermedios, además de las ediciones limitadas.
Para acceder a este tipo de caja que reemplace a la manual la diferencia que se debe pagar, según la marca, es de $30.000 promedio.


La oferta es la siguiente:

 

Toyota Hilux




La pick up número uno en ventas tiene dos modelos con caja automática de cinco velocidades reducida con accionamiento mecánico, ambos tope de gama y con tracción 4×4. Las alternativas son:
SRV con cuero: $511.300
SRV Limited: $535.200
En caso de optar por una caja manual, la diferencia es de 30.000 pesos.

 

Volkswagen Amarok





Cuanta con la opción de caja automática en las versiones Highline tope de gama y Trendline, que es la intermedia. El año pasado sumó también la edición especial Dark Label. Es una caja automática de 8 velocidades, la única en el mercado. Las alternativas son:

Trendline:
4×2 Cabina Doble: $382.000
4×4 Cabina Doble: $444.200.
Highline:
4×2 Cabina Doble: $428.460
4×4 Cabina Doble: $505.170.
Dark Label:
4×2 a $424.860
4×4 a $483.809
La diferencia por el cambio de caja es de $20.000 en el caso de Volkswagen.

 

Ford Ranger




Son 15 versiones las que ofrece la marca, con la caja automática en las intermedias 4×2 y 4×4, además de la full. La oferta es la siguiente:
4×2 XLS: $370.800
4×2 XLT: $403.900
4×4 XLT: $453.500
La diferencia con la opción manual es de casi $30.000. Por ejemplo la XLT 4×4 tiene un valor de $427.400.
 

Chevrolet S10



Cuenta con caja automática secuencial de 6 velocidades únicamente en la versión LTZ 4×4, con un precio de $510.000. La versión con caja manual sale $483.000.
 

Nissan Frontier



Hay tres versiones y la caja automática de cinco velocidades se ofrece en la tope de gama a $434.900.
 

Mitsubishi L200



Con tres versiones 4×4, dos de ellas cuentan con caja automática de cuatro velocidades. Los precios son los siguientes:
L200 CR: u$s51.900
L200 High Power: u$s55.900
En el caso de la intermedia, la caja manual tiene un valor de u$s49.900 mientras que la tope de gama asciende a u$s52.900.

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video