Honda presentó la segunda generación de la Ridgeline

Imprimir
PDF

 

Completamente renovada, la pick up de la firma japonesa se destaca por su diseño más convencional, por su equipamiento de seguridad y por su mecánica, compuesta por un motor V6 i-VTEC y la tracción 4x4 i-VTM4.
La nueva edición del Salón de Detroit fue el lugar elegido por Honda para llevar a cabo la presentación mundial de la segunda generación de la Ridgeline, completamente renovada y que será producida en Alabama, Estados Unidos, donde se venderá desde el primer semestre del año.

 

Lo primero que llama la atención es la presencia de un diseño con un estilo moderno asociado a las más recientes creaciones de la marca, en relación a la primera generación, que la desarrolló sobre la plataforma Honda's Global Light Truck.
La pick up mediana utiliza un chasis monocasco y un sistema de suspensión independiente tanto en el eje delantero como en el trasero, además de soportar hasta 725 kilogramos de carga y contar con una caja trasera cuya puerta posee doble apertura: hacia abajo y lateral.

 

automotriz japonesa es un naftero V6 de 3,5 litros con inyección directa de combustible y distribución variable i-VTEC, del que aún no se conocen las cifras de potencia y torque. Se asocia con una transmisión automática con seis velocidades.

 

A ese conjunto mecánico se le suma dos opciones de tracción, una delantera y otra con cuatro ruedas motrices con el sistema de vectorización del torque Honda i-VTM4, el cual ofrece los modos Normal, Arena, Nieve y Barro, mejorando la tracción en cada terreno.
En el interor, la nueva Ridgeline posee mayor espacio, versatilidad y sofisticación, con "materiales de alta calidad", climatizador de tres zonas, encendido por botón y pantalla táctil 8 pulgadas.

 

El equipamiento de la nueva chata posee ítems como advertencia de colisión frontal, frenado autónomo, alerta de puntos ciegos, cámara trasera multiángulo y asistencia para el mantenimiento de carril, entre otros.