Dos Toyota Land Cruiser suben el Everest hasta 5.374 metros

Imprimir
PDF

 

Una expedición en Nepal ha llevado dos Toyota Land Cruiser a subir a más de 5.300 metros en el monte Everest.

La expedición de 15.520 km partió desde el Este de Rusia y atravesó Mongolia y China, para llegar al Monte Everest, donde funcionaron como coches de apoyo a varios montañeros, para después reiniciar el viaje rumbo a Moscú.

Los coches elegidos fueron un Land Cruiser 200 (no se vende en España en estos momentos) y un Land Cruiser Prado, que es el Land Cruiser “a secas” en España y que hemos probado en Auto10.

El equipo de la expedición “EverTest” estaba formado por montañeros, un presentador famoso letón y el equipo de grabación, con la intención de grabar toda la ascensión desde antes de llegar al campamento base 1 hasta la cima del Everest, algo que hasta esta expedición no se había hecho.

 Además de atravesar Mongolia en el mes de Marzo, con las carreteras llenas de tierra tras la lluvias, después, atravesar China de norte a sur, con los problemas de permisos y las dificultades de las zonas rurales del interior, ambos coches fueron usados por los miembros de la expedición para aclimatarse a la altitud con hasta cuatro viajes al campamento base y vuelta abajo para dormir.

Los montañeros normalmente sólo pueden bajar del campamento base una sola vez en el periodo de aclimatación debido a que el viaje es de 50 km de pista con un desnivel de un kilómetro.

En el equipo había expertos montañeros, pero también personas ligadas al mundo audiovisual y cada vez que subían caía alguien enfermo. La solución es bajar al menos un kilómetro, por lo que los Land Cruiser fueron vitales para la aclimatación.

Rodando en alturas de 4.000 a más de 5.000 metros los coches no tuvieron problemas, según cuenta Christina Kozlova, directora de RD Studio, aunque las personas y el resto del material si los sufrieron.

La Directora de Marketing de Toyota Rusia, Tatiana Halyavskaya, comenta: “Siempre nos decantamos por proyectos que llevan hasta el límite las capacidades de personas y vehículos.

Nuestra intención nunca fue llevar un vehículo lo más alto posible, eso puedes hacerlo hasta con una nevera. Nuestro objetivo era apoyar a unas personas valientes e intrépidas.

Llevar a los alpinistas de forma cómoda y segura hasta el campamento base, reducir al mínimo los inconvenientes en el camino y ayudarles a reservarse la máxima fuerza posible para la misión principal”.