Haval H2 en Argentina

Imprimir
PDF

Haval llega a Argentina con el respaldo de Car One y al se presenta como una marca especializada en SUVs. El H2 es el modelo intermedio con motor 1.5L Turbo y elementos como plásticos suaves al tacto en el tablero para competir en lo alto del segmento más efervescente del país, el de los SUVs chicos. Haval quiere ser el referente premium de las marcas chinas, ¿lo logrará con este SUV chico?

 

Desde que Great Wall apareció con fuerza en el mercado chino hace ya más de una década, su modelo icónico fue el Haval H6, un SUV mediano que prontamente se convirtió en el más vendido en el Dragón Asiático. Fue tan fuerte su posicionamiento, que Great Wall decidió crear una nueva marca que llevara su nombre, especializada en SUVs y que apuntara a un segmento más alto en posicionamiento de precios.

 

 Donde ya tiene presencia


El día del lanzamiento de Great Wall y Haval en Argentina publicamos un video mostrando las novedades y para sorpresa nuestra comenzaron a llegar comentarios positivos de otros países donde las marcas tienen cierta trayectoria. Puntualmente, Haval repite la misma fórmula, si se le compara con otras marcas de origen chino se coloca un poco más arriba en precio, ofreciendo más equipamiento, tecnología y calidad percibida. Veamos primero como es el producto punto por punto.

 Mecánica


El Haval H2 es por tamaño un SUV compacto, de tamaño similar a un Chervolet Tracker con 4.335 mm de largo, 1.814 mm de ancho, 1.695 mm de alto y 2.560 mm entre ejes. El hecho de ofrecerse sólo con tracción delantera y de tener apenas 185 mm de despeje nos indica que se trata más de un SUV urbano o crossover que de un modelo aventurero. La suspensión es independiente en las cuatro ruedas, con esquema multibrazo atrás, mientras que los cuatro frenos son de discos.Bajo el capó, como decíamos, tiene un bloque de cuatro clindros, 1.5 litros turbo, que eroga 141 caballos y 210 Nm de torque, disponible entre 2.200 y 4.500 rpm. La transmisión puede ser manual o automática de 6 cambios, enel segundo caso fabricada por Hyundai.

 Diseño


El diseño del Haval H2 está bien logrado y su silueta es armónica y proporcionada, con ese cásico repertortio de los vehículos chinos que parecen tomar elementos de varios modelos a la vez. Prestá atención y vas a encontrar varias fuentes de “inspiración”. Llaman la atención elementos como las llantas de 18”, la parrilla cromada de gentiles proporciones, faros con señas LED, la doble salida de escape, la posibilidad del techo en otro tono y el delineado estilo ojo egipcio del perfil cromado sobre el grueso pilar C.

 Confort


La habitabilidad en el Haval H2 es buena para cuatro pasajeros adultos y un quinto más pequeño. Las plazas delanteras son altas y no se pueden bajar lo suficiente, por lo que hay que acostumbrarse a manejar desde muy arriba. Los asientos son blandos, pero no afirman el cuerpo como nos gustaría.as plazas posteriores cumplen bien pero no son excesivamente confortables y sentís que vas suelto. También se percibe que el techo está demasiado cerca de la cabeza, pero en términos generales, el espacio interior es bueno en ancho y largo. El baúl, el cambio, se percibe algo justo. La perspectiva de Haval es convertirse en el referente premium de las marcas chinas, y al menos en calidad percibida va por la senda correcta. Más allá del ecocuero del tapizado, el habitáculo luce muy bien construido, con plásticos blandos al tacto, mezclados con terminaciones cromadas y de plástico brillante, y un diseño armónico, con énfasis en lo funcional por sobre lo recargado.

 Multimedia


En el medio del tablero se destaca una pantalla táctil de 7” que incorpora navegador GPS, bluetooth, aunque su interface es poco amigable con el usuario. Además, en medio del cuadro de instrumentos hay un display digital de 3,5” con la información de la computadora.

Seguridad


En materia de seguridad tenemos ABS con EBD, control de estabilidad, seis airbags (dos en la versión de entrada), anclajes ISOFIX, rompenieblas, advertencia de colisión con autofrenado e indicador de presión de neumáticos y sensores de retroceso. El Luxury acá probado suma cámara de estacionamiento encendido automático de luces y lavafaros.

Al volante


Lo primero que nos llamó la atención de la Haval H2 es el turbolag, o demora en entrar en acción del Turbo, por debajo de las 1.500 rpm. En las versiones con caja mecánica se siente con fuerza, pero en opción con caja automática, el accionamiento propio del sistema se encarga de adormecer esta sensación de vacío. Ya sobre las 2.000 rpm el Haval H2 anda perfecto, con buen empuje, gran capacidad de recuperación y mucha suavidad. No se perciben vibraciones, aunque sobre los 3.500 giros se vuelve algo ruidoso. La caja es suave, acciona con rapidez y está bien escalonada.l calibrado de suspensiones tiene un enfoque familiar, aunque con recorrido acotado haciendo tope en los baches más grandes. Debido a la carrocería alta, el rolido es más marcado, pero se encuentra entre los modelos más dinámicos que hemos de este origen que hemos manejado.

Consumos


Los consumos homologados de este auto es de 10.1 L/100 km en ciudad y de 7,7 L/100 km en ciclo mixto. A nosotros no dio más con 12,2 en ciclo urbano, 8,8 en el mixto, y 7,1 L/100 km.

 

Las ambiciones de Haval en convertirse en un referente de las marcas chinas están bien sustentadas en este producto. Tiene un buen diseño, agradable apariencia interior, buen espacio, motor moderno y mucho equipamiento. Queda por ver si el público va a aceptar rápidamente una marca nueva en esta franja de precios.