Imprimir
PDF

A la hora de comprar un 4x4

Iº Parte.

 

 

Un tema nada fácil  de decidir ,pero en primer lugar veamos la motorización Nafta o Gasoil.

Es una pregunta que todos nos hacemos y que no esta siempre directamente vinculada a un tema económico, sino también a la prestación de nuestro todo terreno (TT).

Allá por los años sesenta las desventajas de los motores gasoleros con respecto a los nafteros eran las siguientes:

 

1-    Mucho más pesados.

2-    Lentos.

3-    Poca potencia

4-    Ruidosos

5-    Vibraciones muy difíciles de amortiguar.

 

Todo esto debido a su principio de funcionamiento.

Pero en los últimos diez años su progreso ha sido notable, con la llegada de la precámara de combustión suavizó notoriamente el impacto de cada explosión, pero a expensas del rendimiento. Luego de inyección directa , la Pre-inyección , los turbocompresores, los intercoolers , las mecánicas multiválvulas los dispositivos electrónicos también aportaron lo suyo .

Por último la técnica "comnon rail", con su bomba de alta presión y sus electros inyectores individuales han logrado la reducción del ruido, menores consumos y elevadas potencia específicas en HP/lt.

Tal es así que en el mercado hay vehículos de alta gama como Mercedes Benz o BMW equipados con motores diesel de hasta 240 Hp en 4LLT de cilindrada.

Entonces en el estado actual de la técnica las prestaciones generales de ambos motores son muy parecidas, ahora bien tomando todo esto y llevándolo al segmento de los 4x4, ya que en casi su mayoría son utilizados para viajes largos podemos bien aconsejar que la diferencia entre el motor naftero y el gasolero, bien se inclina para este ultimo debido a su menor consumo, dado que en $/Km. a menor consumo de litros por Km. se suma el menor costo especifico de en $/lt del gasoil .

Este menor consumo en $/Km. de los diesel (más aún en los turbodiesel) inclinaría la balanza a su favor en la decisión de compra si se tiene en cuenta sólo el factor económico, pero no es tan así por varias razones. En primer lugar porque la proporción del consumo con respecto al total del costo por Km. es ínfima y sólo llega el promedio del 3 al 8 %. En segundo lugar por el mayor valor de adquisición del diesel. En este inciden su mayor costo intrínseco (más robusto y pesado), y el gravamen especifico del 10% que se les impuso a comienzos del 97. A su vez este mayor valor del 0Km diesel es la a base para establecer el monto de los costos fijos como las patentes y seguros, sin contar la amortización y /o intereses. Otro factor que influye en la ecuación económica es la pérdida o depreciación en la reventa, que es menor en los diesel. Del juego de todos estos valores y consideraciones resulta que la economía del consumo del diesel compensa el mayor costo inicial sólo cuando el recorrido anual del vehículo supera un cierto kilometraje. Este punto de equilibrio oscila en promedio entre veinticinco y cincuenta mil Km. por año, según precio y características del vehículo.

Como criterio general para la elección, luego de analizar precios, prestaciones, comodidades, estética si prevé recorrer no más de 3000 Km. por mes sin hacer un verdadero uso fuera de ruta: le aconsejamos el motor Naftero.

Ahora bien, pero si piensa hacer más de 300km. Por mes le aconsejamos el motor Diesel.