Imprimir
PDF

ESCAPES

OTRO ELEMENTO IMPORTANTE PARA EL FUNCIONAMIENTO

DEL MOTOR
 

Al igual que en el caso de los catalizadores, el escape es otro elemento de suma importancia para el vehículo, más expuesto en el 4x4 y al que en ocasiones no se trata con la atención que merece.El tubo de escape de un vehículo dotado de un motor de explosión sirve para evacuar los gases de combustión desde el motor hacia el exterior del vehículo. Generalmente, el sistema se compone por un colector de escape, encargado de recoger los gases en salida de los cilindros, que suele estar prolongado por un dispositivo de evacuación. Dependiendo del vehículo, en ocasiones puede darse que un mismo motor equipe varios tubos de escape. 

 
 
FUNCIÓN DEL TUBO DE ESCAPE 

Además de para expulsar los gases derivados de la combustión, el tubo de escape sirve para reducir el ruido, gracias al silenciador, y las emisiones contaminantes, mediante los sistemas de catálisis y filtración. El sistema de escape tiene un papel capital en el rendimiento del vehículo y el funcionamiento del motor. Por ejemplo, si es demasiado libre, el motor aumenta su potencia debido a que el cilindro se vacía mejor después de cada explosión, pero como contrapartida se calienta y consume más.Una obstrucción plausible generará también falta de potencia, pero existen otros efectos derivados de un escape en mal estado, de consecuencias mucho más graves que, especialmente si tenemos un 4x4, debemos tratar de prevenir controlando regularmente el estado de una línea de escape que, en un uso off-road intensivo, puede sufrir golpes e impactos que alteren su funcionalidad. 

 

LA INFLUENCIA EN EL SISTEMA DE ALIMENTACIÓN

POSIBLES EFECTOS DE UN ESCAPE EN MAL ESTADO 

-Un escape suelto puede caer, provocando un efecto de palanca que catapultaría el coche hacia arriba.

-Se incrementa el riesgo de accidente, pues una rotura en una brida, en un soporte o en las gomas de las que cuelga, provocaría la pérdida de partes del mismo en carretera, con el consiguiente peligro grave también para otros vehículos que circulen detrás.

-Puede ocasionar daños en el vehículo, generando tubos partidos, juntas desplazadas o catalizadores embozados, que pueden aumentar la temperatura en la línea de escape hasta los 900 ºC, con el subsiguiente riesgo de incendios.

-Como ya hemos mencionado, si el interior de un silencioso deteriorado tapona la salida de los gases de escape, el conductor podría notar falta de potencia o ruidos molestos provocados por vibraciones debido a los soportes dañados.

-Estadística en mano, un 5% de los rechazos en la ITV son producidos por escapes en mal estado y alrededor de un 20% de los catalizadores instalados se parten debido a vibraciones fuera de lo normal en el vehículo, que se evitarían con el simple hecho de sustituir los elementos de soporte cuando están deteriorados.