Imprimir
PDF
Perder el embrague en los médanos 
Mucho arreglo no tiene y es una avería bastante frecuente, ya que sobre este medio se castiga más la transmisión y llevar un kit de embrague de repuesto no es lo más común.
 
 
Si se da el caso y el embrague dice basta, una buena solución de emergencia para salir del atolladero es recurrir a la arena (sí, sí, a la arena). A través de la apertura que la campana del cambio dispone en el lugar de puesta a punto, o bien por el registro de la palanca tensora del embrague, introduciremos un poco de arena en el interior del embrague. De esta manera, conseguiremos “recuperar” por un corto espacio de tiempo el embrague necesario para salir del atolladero y que nos puedan remolcar hasta el taller más próximo, donde cambiaremos este elemento imprescindible para la conducción.