Imprimir
PDF
 

Las planchas de desatasco su uso

 

Son un elemento a tener muy en cuanta en nuestras incursiones por la arena e incluso en terrenos embarrados o con cierto nivel de nieve. En el mercado encontraremos de dos tipos: rígidas y flexibles. Las primeras son las más comunes y de las cuales encontramos también varios tipos: metálicas y de materiales sintéticos como el policarbonato o el Keblar. Éstas son más ligeras y más caras.

 

 

Las planchas de desatasco, no son únicamente para la arena, si no que resultan a su vez muy útiles en la nieve o el barro, aparte de resultar eficaces en la construcción de pequeños "puentes" (Ej. : pasar una zanja). Normalmente se trata de unas panchas metálicas, que pueden ser de hierro o aluminio, perforadas o dentadas, que se colocan debajo de las ruedas que hayan perdido tracción, en la dirección en la que pretendamos avanzar, ofreciendo así una superficie con buen agarre a las ruedas. Otra cosa será desenterrarlas después de que las hayamos pasado por encima...

 


En cuanto a las metálicas, las encontramos en acero (más pesadas y más baratas), en aluminio (menos pesadas y algo más caras que las de acero) y de duraluminio (las más caras de las tres, pero las más ligeras y resistentes). El transporte en el vehículo lo haremos de tal forma que estén lo suficientemente a mano y deben ir lo más sujetas posibles, ya que son auténticas cuchillas. Para evitar ruidos innecesarios y daños en las molduras interiores, las llevaremos en una bolsa para su transporte o las envolveremos en una manta.En cuanto a las flexibles, encontramos unas planchas de polipropileno con unos pequeños relieves en ambas caras. La ventaja de éstas es que se pueden enrollar y doblar. No hacen ruido y se pueden llevar en el interior del vehículo. El principal inconveniente es que, si no tenemos especial cuidado, las quemaremos. Con estas planchas debemos salir muy suave, ya que si la rueda patina sobre ellas, es muy fácil que llegue a deteriorarlas.

 

 

Plancha de Policarbonato

 
 
 

  Plancha de Keblar

 
 
 

Plancha de goma

 
 

Plancha flexible

 
 

Plancha rigida de Aluminio

 
 
 

Plancha rigida de hierro

 
 

 

PEQUEÑOS TRUCOS

Las planchas son elementos que asociamos a la arena. No obstante, en el barro o la nieve nos pueden sacar de un buen atolladero si las llevamos. En caso de no tener estos elementos, las propias alfombras del vehículo nos servirán de plancha.

 

 
 
 

 

CÓMO UTILIZARLAS

No son un elemento milagroso y con sólo tirarlas delante de la rueda no nos sacarán. Deberemos clavarlas en el suelo de tal forma que éstas tengan contacto directo con las ruedas. Para esto nos sentaremos frente a ellas y con los pies las acabaremos de clavar.

 

 

Otra forma es ayudándonos con la pala, con la cual asestaremos unos golpes en las planchas para que éstas se terminen de clavar. Los relieves de los troqueles hechos en las planchas deberán estar hacia arriba con las finalidad de tener una superficie rugosa que nos ayude a traccionar.

 

 

 

Antes de ponerlas, deberemos quitar un poco de tierra de la trazada de la rueda en el lugar donde vayamos a colocarlas y asegurarnos de que la panza del vehículo y los ejes están liberados. De lo contrario, nos tocará “trabajar” un poco con la pala. Y una última cosa: siempre las manipularemos con guantes, ya que sus cantos nos podrían dañar las manos.

 

 

Uso correcto de las planchas.
 
 
 
Uso incorrecto de las planchas.

 

Nota: para asesoramiento y ventas contactarse a 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

especificando datos de interes.