ARS Control de tracción,como funciona?

Imprimir
PDF


El control de tracción es un sistema de seguridad automovilística diseñado para prevenir la perdida de adherencia cuando el conductor se excede en la aceleración del vehículo. En general se trata de sistemas electrohidráulicos.

 

Funciona de tal manera que, mediante el uso de los mismos sensores y accionamientos que emplea el sistema ABS, se controla si en la aceleración una de las ruedas del eje motriz del automóvil patina, y en tal caso, el sistema actúa con el fin de de reducir el par de giro y así recuperar la adherencia entre neumático y firme, realizando una (o más de una a la vez) de las siguientes acciones:
• Retardar o suprimir la chispa a uno o más cilindros.
• Reducir la inyección de combustible a uno o más cilindros.
• Frenar la rueda que ha perdido adherencia.

 

 

 

Algunas situaciones comunes en las que puede llegar a actuar este sistema son las aceleraciones bruscas sobre firmes mojados y/o con grava, así como sobre caminos de tierra. Muy utilizado en vehículos de doble tracción de la marca Mercedes Benz y otras alemanas, además de otras como Toyota, claro que en sus versiones propias.

 

 

 

Este sistema permite el boqueo o merma de potencia en la rueda que tiende a girar sin control, especialmente fuera de caminos.

 

 

 

Las siglas más comunes para denominar este sistema son ASR y TCS (Traction Control System).