Cómo conducir en un túnel

Imprimir
PDF

 Atravesar un túnel de gran longitud es una situación bastante poco común para la mayoría de los conductores, que se presenta generalmente en vacaciones al salir de la zona de manejo cotidiano. Debes estar prevenido para actuar con seguridad. Hacerlo es muy simple.

 
 
1- Si bien el respeto a las señalizaciones e indicaciones debería ser una norma, al llegar a un túnel, y sobre todo dentro de él, extrema las precauciones. También presta atención a los sistemas seguridad del interior del túnel: postes SOS, cabinas, zonas de parada para emergencias, etc.
 
2- Al ingresar cambiará abruptamente la iluminación. Quítate las gafas de sol y asegúrate de tener prendidas las luces bajas (deben estar encendidas durante todo el trayecto de manejo en ruta). De ninguna manera enciendas las luces largas.
 
3- Observa, en tu automóvil, cómo está conectada la circulación de aire. Pásala a recirculación interna, ya que el aire del exterior estará viciado por los gases de los escapes. Al salir, haz lo contrario: deja entrar el aire exterior para renovar el interior.
 
4- Además de respetar las velocidades indicadas, incrementa la distancia de seguridad con respecto al vehículo que te precede. Aunque esté permitido, evita los sobrepasos.
 

Importante

·         Presta atención a los carteles con información instantánea y, de existir, sintoniza la frecuencia de radio del túnel.