Cuando las bujías hablan…

Imprimir
PDF

Las bujías son las encargadas de encender la mezcla en los cilindros del motor y le dan potencia a su automóvil.
Si las bujías están en buenas condiciones, el vehículo funcionara de forma limpia y eficiente. Cuando las bujías no están bien, fuerzan la mayoría de los sistemas del automóvil, pudiendo generar problemas costosos de reparar.
Con solo observar el estado de las bujías podemos saber que está sucediendo dentro del motor: el color, la separación y los depósitos encontrados en la zona de combustión de puede determinar la “salud” general de un motor y diagnosticar ciertos problemas.

 Las Bujías deben inspeccionarse una vez al año y reemplazarlas cuando sea necesario.(Consulte el manual del propietario del vehículo para obtener información sobre los periodos recomendados para el remplazo de Bujías).
En los siguientes gráficos les damos una descripción general según lo que observen.

 

NORMAL  

 

  La bujía se ve, gris claro o depósitos de color canela y una ligera erosión del electrodo.Es señal de que está operando dentro de sus especificaciones de rango térmico.Los sistemas de ignición y alimentación de combustible están funcionando correctamente y las condiciones generales del motor son buenas.

 

 EXCESO DE CARBON

La presencia de depósitos blandos, secos y de color negro indican el uso de una mezcla de combustible con exceso de combustible (mezcla rica).

Síntomas: ignición débil y/o bujías de incorrecto rango térmico (Demasiado frías). Causas: Estos problemas dan como resultado combustión deficiente.

Consejos
Compruebe que el rango térmico de la bujía sea el apropiado.
En los motores con inyección controlada electrónicamente verifique el funcionamiento de los inyectores, válvulas y circuitos de arranque en frío, así como el sistema de control de mínimo y el estado de la computadora.
En los motores con carburador, compruebe el estado del estrangulador, resorte de mariposa y de la aguja de la válvula de potencia.

 

SOBRECALENTAMIENTO

El aislante extremadamente blanco con pequeños depósitos negros y la erosión prematura electrodo. Son indicativo de recalentamiento del motor,
Síntomas
Pérdida de potencia a altas velocidades o durante la carga pesada.
Causas
Puede ser originado por detonación, incorrecta mezcla aire/combustible, inadecuado rango térmico de la bujía o fallas en el sistema de enfriamiento.

Consejo
Corrija el problema y reemplace las bujías por nuevas
 

 DAÑOS MECÁNICOS  

Electrodo Bent y un aislante roto
Síntomas
Fallas en el encendido
Causas
La rotura o deformación en zonas de la bujía expuestas a la cámara de combustión puede tener su origen en la presencia de cuerpos extraños en la cámara, la bujía sea la incorrecta para la aplicación o la desincronización del motor.
Consejo
Verifique la existencia de otros daños. Es importante que al momento de instalar nuevas bujías, esté seguro de que se instala la bujía recomendada para el vehículo.

 

PRE IGNICIÓN

La bujía muestra señales de recalentamiento pudiendo estar derretidos un electrodo o ambos. La pre-ignición se produce cuando la combustión se inicia antes de que ocurra la chispa.

Síntomas
Pérdida de poder
Causas
Bujía insuficientemente apretada.
Motor demasiado frio.
Regulación del encendido demasiado avanzado.
Enchufe grado térmico demasiado caliente.

Consejos
Compruebe que el rango térmico de la bujía sea el apropiado según el catálogo del fabricante de la bujía.
Asegúrese que el sistema de enfriamiento, el avance de encendido y la mezcla del combustible se adecuan a las especificaciones.
Preste especial atención a los sistemas EGR y del sensor de detonación.
La ruta inadecuada de los cables de las bujías puede provocar una inducción cruzada y la consecuente pre-ignición.
Identifique la causa de la pre-ignición y compruebe las condiciones mecánicas del motor antes de reemplazar las bujías.

 

EXCESO DE ACEITE

Depósitos negros aceitosos en el aislador y los electrodos.

Síntomas
Tironeo. Problema de encendido.
Causa
La presencia de una capa negra y aceitosa en la bujía es señal de un exceso de aceite en la cámara de combustión. Normalmente esto es el resultado de un avanzado estado de desgaste en algunos componentes del motor. También puede suceder en motores nuevos.
problemas en la mezcla de combustible.