Los síntomas más comunes cuando hay problemas en los frenos

Imprimir
PDF

 

Síntomas del pedal de freno

Estos síntomas no aparecen de pronto, generalmente es un proceso que lleva su tiempo y nosotros lentamente no nos damos cuenta. Por eso hay que estar atentos y no esperar que las descripciones sean las extremas.
 

Pedal de freno con más recorrido

Es probable que haya poco fluido de frenos, por lo que primero debemos revisar el nivel del mismo.

Puede estar sucio el recipiente que contiene el líquido de frenos y la goma sopapa de la tapa, en su interior, este desplegada y  nos engañe visualmente. Desenrroscar la tapa y verificar en el interior.
Si falta puede ser porque hace mucho tiempo no se revisa o bien que hay una fuga en el circuito. Si comprobamos que solo faltaba, rellenamos pero si repite la falta o quedan manchas debajo del auto, es recomendable revisar el circuito y/o llevarlo de un mecánico.
Liquido en mal estado. hay que recambiar todo el fluido del circuito.
También puede que las pastillas de freno estén muy gastadas (lo mejor es sustituirlas).
 

 

Pedal de freno con menos recorrido

Las piezas que provocan la extensión o la retracción de las partes móviles pueden estar defectuosas. Si el pedal no vuelve de forma normal a su posición inicial: lleve el auto del mecánico.
 

Pedal esponjoso

Las mangueras de freno pueden estar deformadas, cuando frenamos mandamos presión y el fluido de freno expande la manguera, amortiguando la presión que debe llegar a los pistones o mordazas.
También podría deberse a la presencia de aire en el sistema hidráulico, o a que el líquido de frenos sea deficiente o esté mezclado con agua. O incluso que el pistón de la pinza o la propia pinza haya perdido rigidez. Lo mejor en este caso es una revisión general del sistema de frenos.
 

 

 

Pedal demasiado duro

Si el pedal de freno ofrece mucha resistencia, puede que las pastillas estén sucias o manchadas, que haya un problema en el pistón de la pinza, problemas con el líquido de frenos, que las pastillas estén cristalizadas.
También que los discos de freno estén dañados, o que haya fallado el servofreno, y por eso cuesta más activar el pedal.
Respuesta: llevarlo del mecánico.

El pedal de freno vibra

Sin confundir las vibraciones con las que se notan cuando el ABS entra en acción, puede que, al frenar, el pedal vibre., Esto puede ser provocado por  los discos de freno ladeados (poco torcidos) o los rodamientos de la rueda gastados. También es posible que haya que cambiar pastillas y discos de freno…. o que las ruedas estén mal balanceadas o alineadas.
Aclaración: técnicamente, la expresión correcta sobre los discos “ladeados”, sería:  ”aloabeados” que significa que ambas caras del disco no se mantienen paralelas en toda su superficie.
 

 

Síntomas al frenar

Una rueda (al menos) se bloquea
Alguna parte del sistema no trabaja correctamente, o está agarrotada, obstruida o hinchada. También puede deberse a una pastilla de freno defectuosa o a que el cable del freno de mano esté enganchado, con lo cual estaría funcionando aún al quitar el freno de estacionamiento.
 
Frena poco, en caliente
Es posible que las pastillas sean de mala calidad o que hacen mal contacto, o que los discos sean muy delgados. Si ocurre sólo cuando se va a alta velocidad y se frena muy a fondo, sería normal: eso se llama “fadding”, el exceso de trabajo que es sometido al sistema de frenado hace perder eficacia con la temperatura.
Solución: utilizar la caja para disminuir la velocidad o ir a velocidades más moderadas.
De suceder: esperar a que se enfríen los frenos para continuar.

 
Al frenar el auto tira para un lado
Puede que las pastillas de un lado estén sucias, se hayan cristalizado o impregnadas de grasa o líquido de frenos.
Pero puede que no sea de los frenos directamente, sino que los neumáticos no tengan la presión correcta o incluso rótulas o amortiguadores en mal estado.
 
 
Al frenar se escucha un chirrido
Puede ser desde suciedad en las pastillas, que estén muy desgastadas o sean de baja calidad. También que rocen las pastillas contra el caliper o que falte alguna pieza. O que los discos estén en mal estado.
 
 
Recomendación general
Los profesionales recomiendan revisar los frenos al menos una vez al año.
Si te das cuenta de cualquier pérdida de efectividad, llevá el auto del mecánico.
Tu seguridad depende de ello