Peso pesado El Scammell

Imprimir
PDF

Fundada en 1.919, la firma británica Scammell pronto se especializó en la construcción de vehículos especiales para cargas pesadas y camiones todo terreno.

 

Originariamente la empresa “G. Scammell & Nephew Ltd.”, ubicada en las afueras de Londres, era un taller de reparación de camiones y constructor de carrocerías. En 1.919 produjo su primer vehículo, una tractora en configuración 6x4, y con su “quinta rueda” -el enganche para el semirremolque- procedente de la firma americana Knox-Martin, pionera en este tipo de utillajes. Recordemos que en aquellos años, aunque ya existían algunos vehículos de tracción total, especialmente desarrollados durante la Primera Guerra Mundial, continuaba siendo complicado dotar de tracción a los ejes delanteros directrices, por lo que fueron numerosas las firmas que en el periodo de entreguerras utilizaron para aplicaciones todo-terreno los sistemas 6x4, es decir, un vehículo con tres ejes de los que sólo los dos traseros son motrices.



En 1.922 la firma se trasladó a unas nuevas y más amplias instalaciones en Watford, y pronto amplió su gama con nuevas versiones. En 1.926 lanzó su primer modelo específicamente diseñado para circular por malos caminos; se trataba también de una tractora en configuración 6x4 denominada “Pioneer”. El eje delantero era pivotante sobre un soporte central, mientras que los dos ejes traseros contaban con un nuevo sistema de suspensión unitario para ambos, lo que permitía que se adaptaran perfectamente a las irregularidades del terreno. Pronto los militares se interesaron por este vehículo, produciéndose algunos prototipos dotados de oruga en la parte trasera, e incluso una versión blindada, pero hasta 1.936 no se formalizaron los primeros pedidos. La gama se fue ampliando, y pronto se produjeron también versiones rígidas para carga, además de la tractora original. En 1.932 el Pioneer adoptó una nueva mecánica diesel de la marca Gardner, aunque el propulsor de gasolina original continuó en catálogo.



Durante la Segunda Guerra Mundial la firma se convirtió en un importante suministrador del ejército británico y otros aliados. Los Pioneer se suministraban en versión tractora, con una góndola para transportar carros de combates, como tractor de artillería y en versión grúa de rescate. En este segundo caso todos los vehículos fabricados contaban con un juego de cadenas que se situaba sobre ambos ejes para mejorar la tracción en terrenos resbaladizos. Las versiones más potentes del Pioneer alcanzaban las 30 toneladas de capacidad de carga. Una versión de tractor de artillería en configuración 4x4 no llegó a la producción en serie.



Finalizada la guerra, en 1.949, la firma lanzó al mercado la serie “Mountaineer”, en configuración 4x4 y con el eje delantero también pivotante. Este vehículo tuvo un gran éxito en el mercado de exportación, fue adquirido por compañías petrolíferas y exportado a numerosos países de África, Sudamérica y el Golfo Pérsico. Basado en el anterior “Pioneer”, y con el eje delantero del “Mountaineer”, la firma lanzó al mercado también el 6x6 “Explorer”.



En 1.952 se presentó la nueva línea de vehículos todoterreno “Constructor”, con importantes modificaciones respecto a las versiones anteriores en gran parte basadas aún en el primitivo Pioneer. Se rediseñó el sistema de suspensión trasero, y el diferencial situado entre el eje delantero y los traseros fue sustituido por un nuevo sistema de transmisión más robusto, con un árbol de transmisión independiente para cada uno de los ejes traseros. Finalmente, en 1.955 la firma fue absorbida por Leyland Motors, aunque la marca Scammell se siguió utilizando comercialmente hasta bien entrados los años 70. A nuestro país llegaron algunas unidades, utilizadas principalmente como tractoras para transportes especiales.

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video