El Rally de las Princesas, espectáculo a beneficio.

Imprimir
PDF

Los días 26 y 27 de septiembre próximos pasado se realizó el V Rally de las Princesas, en Paraná.

Es una competencia de autos antiguos única en el país, exclusiva para mujeres. Participarán dos santafesinas y tiene un fin benéfico: lo que se recaude será destinado a la sala de cuidados paliativos pediátricos del hospital de Paraná. Pancho Dotto se involucró con esta causa.



Dos amigas santafesinas participaron de la quinta edición del denominado Rally de las Princesas, una prueba de regularidad única en el país en su tipo, con fines solidarios, en la que corren autos antiguos y es organizada por el Club de Automóviles Antiguos y Clásicos de Entre Ríos (CAACER).



Con un Triunph 1960, María Eugenia Acevedo y Florencia Avalis competirán en representación de la Escudería Santafesina de Automóviles Antiguos (ESAA).

 

En diálogo con Nosotros, explicaron que “este año es especial porque está apadrinado por Pancho Dotto y va a ser en solidaridad para la Fundación Crisálida, una sala de cuidados paliativos pediátricos del Hospital de Paraná.

 

Conseguir el apadrinamiento de Pancho Dotto permitió darle más publicidad a nivel nacional, ya que él se está encargando de hacer la promoción del evento. La idea, entonces, es ayudarlos a ellos con lo recaudado”.

También destacaron que “van a participar alrededor de 70 autos, todos de binomios de mujeres. Vienen de Punta del Este (Uruguay), Santa Fe, Rosario, Buenos Aires y varios otros lados. Es un espectáculo hermoso; al que le gustan los autos antiguos es la oportunidad de estar cerca y verlos. Además, con los paisajes de Entre Ríos, el rally es otra cosa”.

 

María Eugenia contó que su marido -que corre desde los 10 años- tiene varios autos antiguos y “me presta uno para que podamos participar. Costó pero lo convencí; en realidad, él nos acompaña en todo esto. Es la primera vez que lo voy a hacer sola, ya que he participado siempre en rallies con él, como copiloto. El año pasado tuve la oportunidad de participar del Rally de las Princesas pero se me complicó y dije: a éste voy”.

 

Fue así cómo pensó en Florencia, su amiga, para que la acompañara en el rally. “Somos amigas porque nuestros maridos se conocen desde la secundaria”, recordó Eugenia, y Florencia agregó: “Cuando me invitó me enganché inmediatamente y se ve que Darío confía en mi prudencia, no dudó cuando Eugenia le dijo que iba a ser su copiloto”, bromeó.

 

En realidad, Eugenia conoció a su marido por los autos y, además, es hija de un corredor de rally. En cambio, Florencia dijo ser “más fanática de los autos que mi marido; siempre me gustaron porque mi papá me llevaba a las carreras y hasta corrí rally en Córdoba con mi tío, por gusto”.



COMPETIR Y DISFRUTARLO
Según explicaron las pilotos, “el rally es de regularidad porque participan autos antiguos. La competencia consiste en mantener la constancia de la velocidad, que está relacionada con la constancia y la lucha de este fin benéfico que tiene el evento. En el cierre, habrá una subasta de cuadros y otros objetos que se están consiguiendo, y los fondos se destinarán a Crisálida. Además, un porcentaje del costo de la inscripción en el rally también se destina a ellos”.

 

Por otra parte, Eugenia aclaró que “siempre fui copiloto y tengo que practicar para tomarle la velocidad, de manera de no hacer papelones. En realidad, la idea es ir a pasarla bien, a disfrutarlo, a hacer algo distinto. Sabemos que la mayoría de las chicas que conocemos de los alrededores corren todo el año en un campeonato interno sólo para mujeres, con cinco fechas y un rally a fin de año; conocen su auto y tienen preparación. Ellas son las que van a pelear el campeonato. Nosotras vamos a competir y a disfrutarlo”.
En tanto, destacaron que “el rally tiene una producción espectacular porque es una movida importante. Las chicas se ponen las pilas a full y están todo el año organizando este evento especial. Además, pretenden que pueda ir creciendo, de manera que participe cada vez más gente. Incluso, el 26 se hace un cóctel de bienvenida y tenemos que ir vestidas de los años ‘20”.
Al ser consultadas sobre la participación de Pancho Dotto, explicaron que “él tiene autos antiguos y es de Paraná. Una de las chicas que organizan el rally conoció a una amiga suya y, a través de ella, le preguntó si les prestaba la chacra para el almuerzo del domingo. Cuando le contaron de qué se trataba la actividad, se terminó enganchando y empezó a involucrarse en la organización, la difusión y en conseguir sponsors”.



CONDICIONES Y AYUDA
La organización del Rally de las Princesas otorga a las participantes “una hoja de ruta para saber por dónde vas a pasar y a qué velocidad tenés que llevar el auto en cada tramo, que es entre los 50 y 70 ó 76 km/h, como máximo. Hay autos muy nuevos y otros, como el nuestro, viejo. No se permite ningún tipo de ayuda tecnológica como GPS o computadoras. Todo depende de vos y de tu conocimiento del auto.

 

 Sólo te entregan un cronómetro para registrar los tiempos”, dijeron las participantes.
También mencionaron que “una camioneta de la organización asiste mecánicamente a los autos; es algo infaltable”.
Por último, invitaron a la comunidad a participar y colaborar. “La gente puede participar viendo la largada o la llegada, puede acompañar en el circuito; están todos invitados”.

 

UNA PARTICIPACIÓN ESPECIAL
De acuerdo a la página oficial del “Rally de las Princesas” (www.rallydelasprincesas.com), en su quinta edición incorporará al entrerriano Pancho Dotto, titular de “Dotto Management”, por su vinculación con el universo femenino, los autos clásicos y los rallies.

 

 Explica que “Dotto está en el ‘Libro de las Grandes Marcas en la Argentina, Topbrands’ y recibió el premio ‘Topbrands’ como marca altamente valorada y reconocida. El nombre de Pancho Dotto es un ícono del mundo fashion”. Y agrega: “Su primer trabajo fue en un taller mecánico y, desde entonces, entre otras actividades, restauró clásicos y motores y participó de rallies. Mercedes Benz publicó el libro ‘60 años en Argentina’ e incluyó a Pancho Dotto entre las 60 historias de vida de Mercedes Benz en Argentina”.

 

En el rally habrá tres categorías: A (vehículos antiguos, clásicos y/o especiales hasta el año 1960), B (vehículos antiguos, clásicos, especiales fabricados desde 1961 hasta 1983, es decir, 30 años de fabricación), y los autos de carácter especial, previa aceptación y/o aprobación de la Comisión de Carreras. Además, se podrá optar por dos velocidades diferentes: lentos o rápidos, sin depender esto de la categoría del auto.

 

Cabe agregar que el rally fue declarado de Interés Legislativo por la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Entre Ríos. De acuerdo al cronograma, el sábado, a las 8.30, está prevista la largada de la prueba de regularidad desde el parque cerrado ubicado en las barrancas del Parque Urquiza de Paraná, pasando por las aldeas entrerrianas, que incluye un enlace en la Aldea Valle María.

 

A las 12.30 se hará un almuerzo en Villa Libertador San Martín, en la Chacra “El Refugio”, propiedad de Pancho Dotto; y luego se hará la tercera etapa de la prueba de regularidad. Se tiene prevista la llegada a la ciudad de Paraná a las 17.30, y posteriormente, el cierre y la entrega de premios en la Estancia “Villa Elisa”, en la fábrica de Bugatti “Pur Sang”.



FUNDACIÓN HELLÉ NICE
Hellé Nice fue un referente femenino del automovilismo mundial en los años de los grandes premios, en medio de una sociedad machista y del glamour de la época. Era una mujer capaz de medirse con los grandes nombres de este deporte.

 

La Fundación creada en su honor, que incluye una descendiente directa de la corredora, canaliza donaciones apoyando los emprendimientos femeninos amateurs en este deporte. El Rally de las Princesas cuenta con el total apoyo de esta fundación y, a través de Sheryl Greene, estará presente en la entrega de un trofeo especialmente dedicado al coraje y feminidad en la competencia.